martes, 24 de noviembre de 2009

La sombra del Islam

Estoy preocupada por el futuro de Venezuela, mi país. Estoy preocupada por el futuro de América Latina también, porque creo que la influencia de Chávez en la región ha estado haciendo un daño terrible. Estoy enormemente preocupada por la salud del planeta, porque es la única casa que habitamos todos y que al menos, hasta ahora, no ha conseguido repuesto; pero creo que ninguna de estas cosas tendrá solución, si no logramos desaparecer de nuestras vidas los egoísmos y con ellos, los "fundamentalismos".
Mientras haya quien crea que tiene la respuesta a las necesidades de todos los seres humanos y además piense que esas soluciones (que la más de las veces solo le aplican a sí mismo) deben imponerse por la fuerza, tendremos conflictos sin fin que nos llevarán a la autodestrucción.
Sé que el tema que voy a tocar es álgido y levanta ronchas en la piel de muchos; es por ello que antes que nada, quiero que sepan que soy totalmente incapaz de odiar. Ni siquiera quien me ha hecho daño alguna vez logra ser merecedor, por mi parte, de ese sentimiento. “Cada quien es esclavo de sus actos”, pienso; porque además creo en la ley del karma. Y eso, porque en desdichadas oportunidades la he visto actuar y les cuento que no en otras vidas, sino en ésta misma.
Este prolegómeno es solo para llegar al tema que me ocupa hoy y que sé que, con algunas interrupciones causadas por los desmanes de Hugo Chávez que todos los días pone una torta nueva, me tomará varios posts.
Voy a hablar sobre el Islam, la religión que fundara Mahoma y que es seguida por 1000 a 1800 millones de personas en el mundo. Esa es una cantidad muy grande de personas, si convenimos que la población mundial es de 6000 millones y un poco más de habitantes. Significa que una cuarta parte de la población mundial es islamita; lo cual no sería un problema, si ellos no se hubieran propuesto que el resto del mundo debe creer igual que ellos o morir.
Por supuesto que me van a responder que eso es así únicamente en el caso de los fundamentalistas radicales pero, Cómo saber qué musulmán lo es y cual no?
Para mí, cualquiera que acepte pertenecer a una religión que sustente que: “El paraíso de la mujer reside bajo la bota de su marido”, es un equivocado y un peligro potencial.
Antes de continuar con la explicación de por qué el islamismo debe ser preocupante para todo aquel que no profese esa religión, quiero mostrarles el análisis demográfico al cual se ha llegado desde hace algún tiempo y lo que comentan de ello algunos líderes islámicos.
Después les mostraré lo que nos espera, si ese análisis se hace realidad y no revertimos el proceso. Vean con detenimiento el video que les dejo al final de estas líneas y ténganlo presente mientras les muestro, subsecuentemente, otros hechos. Los que estén verdaderamente interesados en este tema, pueden ir a mi canal de YouTube: http://www.youtube.com/user/mazpurua y entrar en el playlist que lleva por título: Islam: Un terrible peligro para el mundo...; allí verán una recopilación de videos sobre eventos donde los propios musulmanes son los protagonistas; podrán observar ustedes mismos como cambiarían nuestras vidas, si el Islam se adueñara de ellas.

Saludos a todos!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario