martes, 5 de julio de 2011

Tristeza bicentenaria...


Hoy celebramos en Venezuela, 200 años de nuestra Independencia del dominio de la corona española. Decidimos masivamente, separarnos por la fuerza del control opresor de un reino que solo depredaba, sin brindar a cambio nada que justificase su derecho al expolio.

En un párrafo del Acta de Independencia, que aunque fechada en Caracas el 5 de julio de 1811 (porque ese día fue declarada) en realidad fue redactada en la noche del día 5 al 6 o en el transcurso del día 6; aprobada el 7 por el Congreso y presentada el 8 al Poder Ejecutivo, leemos: "Es contrario al orden, imposible al gobierno de España y funesto a la América, el que teniendo esta un territorio, infinitamente más extenso y una población incomparablemente más numerosa, dependa y esté sujeta a un ángulo peninsular del continente europeo". Luego, una manifestación espontánea, a la cabeza de la cual figuraba Francisco de Miranda acompañado por miembros de la Sociedad Patriótica y del pueblo, recorrió las calles de la ciudad, ondeando banderas y gritando consignas acerca de la libertad.

Fuimos libres para crear nuestras propias leyes y forma de vivir; para construir un país de oportunidades para todos; pero le dejamos la tarea de organizar nuestras vidas a "los políticos", esas personas cuya característica principal, es la búsqueda de su bien personal por encima del bien común. Hecho de todos sabido.

No intervinimos como ciudadanos propietarios de parte alícuota de todos los bienes nacionales, en el control de la distribución de la riqueza. No exigimos a los gobiernos que se fueron sucediendo a partir de aquel glorioso día, que cada venezolano heredero de esa tierra de libertad recién ganada, tuviera derecho a lo mismo, fuera cual fuera su origen o su nivel social.

Permitimos que la corrupción se estableciera como una constante y alimentamos al monstruo, lo nutrimos y fortalecimos al entrar en su noria, aprovechándonos de su existencia; lo entronizamos y le rendimos culto en la imagen del "vivo" en detrimento del honesto, convirtiendo a este último en el "bobo", motivo de burla para todos.

Hoy vivimos las consecuencias de nuestra mala conducta, en la forma más aberrante de gobierno que existe: la dictadura. Ni siquiera nos oprimen los más inteligentes, porque su ingenio supere al nuestro, ¡no!, se nos imponen los menos aptos porque somos cómplices de sus corruptelas medrando del gobierno sin pensar en más nadie que no seamos nosotros mismos y menos aun, en cosas tan abstractas como el sentido de Nación o el de Patria.

Si una vez estuvimos manejados como títeres desde “un ángulo peninsular del continente europeo”, ahora nos depreda el gobierno de una isla cuyo territorio no es más grande que el 10% del nuestro; con una población igual casi a la tercera parte de los venezolanos y con un gobierno que, durante más de 50 años, lo único que le ha proporcionado a sus hijos ha sido hambre, carencias de todos tipos, terror y muerte. Un gobierno que esclaviza a sus ciudadanos, concediéndoles exclusivamente lo indispensable para mantenerlos vivos, de modo que unos pocos privilegiados puedan vivir bien a costillas del resto.

Nosotros hemos permitido, a 200 años de ganada nuestra libertad, que la tierra libre que heredamos de nuestros próceres, sea mancillada por esta canalla y expoliada por ella, apoyados en el gobierno de ignaros que estamos padeciendo desde hace 12 largos años, sin hacer lo suficiente por evitarlo.

Hoy, cuando se celebra el Bicentenario de nuestra Independencia, Bolívar, Páez, Sucre, Miranda, Piar,Urdaneta, Mariño... todos los que la gestaron, deben llorar en sus tumbas al ver en lo que se ha convertido su otrora “Bravo Pueblo”.

No se, entonces, a quien felicitar...

3 comentarios:

  1. Que la tierra libre..., sea mancillada... Así estamos Mariana, Muy bueno tu escrito. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Excelente escrito...necesitamos despertar...justo hace pocos días escribí algo que creo que está muy relacionado..te invito a que lo leas..se llama La Revolución Definitiva... http://yolopuedotodo.blogspot.com
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por haberte tomado el tiempo de leerlo y por tu comentario. Hay que seguir escribiendo, llegando a la gente, poniendo nuestro granito de arena. Un saludo

    ResponderEliminar